ALPES GRANDES PUERTOS - Los relatos del día 6

Hoy se abre con sesión motera, clase de cómo llamar a las curvas cerradas en argot variado. Unos lo llaman horquillas, otros garrotes, por ahí curvones, ganzúas, revuelta, tornanti, paella, herradura...todas definen claramente una curva cerrada, que, después de una recta, se cierra con un giro tendiendo que reducir bruscamente la velocidad para poderla trazar adecuadamente.

Esos son los giros que dan 48 tornanti de los que se componen la “meca” del motero, el Stilfser Jochel o más conocido como pasao del Stelvio. 

A 2.755 m se encuentra una de las carreteras más bonitas del mundo,  angosta, vacilante, dura al subir y buena al bajar.

Tiendas, souvenirs, pegatinas y muchas salchichas humeantes alimentan el ansia del coronado puerto. 

Amanece despacio, los rayos de la ventana hacen su toque de corneta y los romanos nos vestimos con sus armaduras de combate. Aquí mora el guerrero blanco.

Lleva años queriendo ser recorrida por sus compañeros de ruta, unos en chopper, hay otros que lo hacen en Trail,  otros en R, unos con tractor y otros en en sidecar...por ello es hoy cuando la ruta sale de su cauce natural y medimos el tiempo en km recorridos y la distancia en horas.

Nuevos destinos, nueva ruta, nuevos amigos...


El 11 de julio dedicado al gran silencioso, el asfalto.


Sigue los relatos en:

www.roadventure.es/bloG