ALPES GRANDES PUERTOS - Los relatos del día 3

Esa es, la estampa más embriagadora, la más apacible e inherente que tiene el ser humano tras la supuesta conquista de Troya.
Celebrar no es sinónimo de despropósito, pero sí de conmemorar el final de otra etapa basta, 2.770 d’Iseran , tierra marciana bañada por el perenne deshielo frente a los 800 de su valle, abrazado por prados verdes y pizarra.
Frase del día, “desayuno en Francia y ceno en Italia”.

Países vecinos enfrentados históricamente por guerras y hambrunas, luchando por comer un pequeño trozo del pastel que comparten con sus contiguos.

Una característica mejora, el tiempo vibra con la misma sintonía que los bicilíndricos, apresurados por evitar cualquier rayo caluroso.

Así fue, así es...ni frío, ni calor, sino todo lo contrario...¿sabemos ver aquello que no se ve? Solo observa afuera, apaga el ruido de los motores, desconecta cualquier murmullo y observa.

Yo vi naturaleza, vida, pureza, humanidad, civismo...incluso cosas más tangibles, marmotas, íbices, moteros...

Somos raros pero queremos y disfrutamos siéndolo.

A 8 de julio nos dormimos.

En anteriores episodios:
www.roadventure.es/blog